Pedagoga en busca de un sueño: trabajar!

Hola

Me llamo Yanire y soy Licenciada en Pedagogía. Estoy buscando trabajo en el ámbito privado.

Tengo amplia experiencia, desde el departamento de orientación de un instituto,  en la ONG Entreculturas, como profesora en una escuela para adultos, y realizando varios periodos de prácticas en el área de igualdad del ayuntamiento de Quart de Poblet.

Además ejerzo como profesora de piano por las tardes. Lo que más me gusta de la pedagogía es poder ayudar a las personas, no solo a los jóvenes, sino también a las familias. Por ello estoy interesada en formarme como mediadora familiar y escolar y poder ayudar a las familias a mejorar.

Con esto os pido que si tenéis un puesto vacante o conocéis a alguien del ámbito que este buscando personal, me lo hagáis saber, pues tengo mucho interés en ponerme de lleno en mi labor de pedagoga.

Gracias a todos de antemano

Imagen

¿Tu hijo/hija pasa muchas horas delante del ordenador o con los videojuegos?

Muchos padres y madres se hacen preguntas como las siguientes:

  • ¿Qué hará tantas horas mi hijo/a cara al ordenador?
  • ¿Qué estará viendo?
  • ¿Con quién estará hablando?
  • ¿En cuántas redes sociales ha subido fotos suyas?
  • ¿Se fiará de todo lo que le dicen y de toda la gente que conoce por internet?

Estas y muchas otras preguntas son preocupaciones normales que los padres y madres sienten porque quieren proteger a sus hijos/as de los peligros, y más aún cuando el peligro no es físico y no lo pueden controlar.

Lo primero que deben saber las familias es que prohibir el uso del ordenador o de las nuevas tecnologías no es la solución. Dado que lo prohibitivo, resulta más atractivo aún para los jóvenes. Sin embargo hay ciertas cosas que podemos llevar a cabo para que el uso de internet y del ordenador sea más saludable:

 

  • Tener el ordenador en una zona común de la casa. De esta forma evitaremos que el niño/a se encierre en su cuarto durante horas sin saber qué está haciendo y con total libertad para navegar por internet.

 

  • Establecer un horario para su uso y delimitar espacios. Por ejemplo: no permitir que coma en su cuarto cara al ordenador, al igual que es aconsejable no permitir el uso el teléfono móvil mientras comemos. Sin olvidar que los primeros que deben de dar ejemplo son los padres y madres.

 

  • Mostrar interés por sus gustos y aficiones. Es bueno mostrar interés por los gustos y aficiones de tus hijos e hijas y conocer que les gusta hacer para pasar el tiempo libre. 

 

  • Aprovechar el espacio de la comida, para entablar conversación e interesarse por cómo le ha ido el día, que ha hecho en la escuela, si ha tenido problemas, etc.

 

  • Control de los videojuegos, por ejemplo: nivel de violencia, edad recomendada, el contenido para adultos que contiene… Es decir, deben de estar informados y conocer a qué juegan sus hijos/as.

 

Insisto, no se trata de prohibir los videojuegos o privarle del uso del ordenador, sino de enseñarle a realizar un uso responsable y no abusivo de ellos.

Hacerle consciente de los peligros que puede encontrarse en la red y hacerle ver que puede confiar en su familia ante cualquier problema.

Las familias deben de tener en cuenta que no están solas, y que pueden contar con la ayuda de profesionales de la educación, maestros y/o pedagogos, bien sean del centro o acudiendo a un servicio externo dónde le pueden ayudar a marcar pautas y doten de herramientas a las familias.