Reyes Magos

Consejos para los Reyes Magos

Se acercan las Navidades y con ellas la ilusión de miles de niños que escriben su carta a los Reyes Magos pidiendo aquello que desean.

Por otro lado a los padres se les presenta una difícil tarea de selección y priorización. Y es que, aunque la economía de la familia sea buena, no es bueno para los niños ver que los Reyes Magos han traído todas y cada una de las cosas que en ella pidió.

Por ello aquí dejo algunos consejos a la hora de seleccionar los regalos que nos encontremos en la carta a los Reyes Magos.

  • No compres todo lo que tu hijo/a ha pedido. Seguro que no necesita todo lo que hay en la lista. Además con tanto juguete al que prestar atención, lo más fácil es que al final termine por cansarse y solo jugará con los que le gusten de verdad.
  • Tomate tu tiempo. A la hora de ir a realizar las compras no es bueno que lo hagas con prisas, ni que lo dejes para lo último. Escoger el juguete acertado es una tarea que requiere de un poco de tiempo de preparación, análisis crítico y comparación.
  • Debe aprender que no siempre se puede tenerlo todo. El niño/a tiene que aprender que haberse portado bien durante el año tiene su recompensa, pero no por ello hay que darle todo lo que pide.
  • Juguetes educativos. A la hora de escoger los juguetes procura que al menos uno de ellos tenga un fin educativo y que el niño/a pueda aprender de una manera lúdica. Ya que cuando son pequeños, tiene una gran permeabilidad para aprender y nosotros debemos aprovechar esa capacidad y darle los recursos, lúdicos en está ocasión, para que aprendan.
  • Que no falte la lectura. Es recomendable que alguno de los regalos sea un libro de lectura. Actualmente encontramos libros para todas las edades, incluso desde que son muy pequeñitos. Aprovechemos para ir creando en ellos un hábito de lectura diario.
  • Piensa en los demás. Haz que tu hijo/a a la hora de escribir la carta piense en el resto de su familia y pida también para ellos, no es necesario que los deseos para otras personas sean cosas materiales.
  • Sexismo/Machismo. Estamos en el s.XXI y, por mucho que las marcas de juguetes se empeñen en orientar ciertos productos a un solo sexo, se puede hacer un uso unisex de los juguetes. No condiciones a tu hijo/a y no lo prives de ciertos juguetes solo por su envoltorio.
  • Interacción/Construcción. Los juguetes que permiten que el niño/a interactúe con él mismo o el entorno son muy positivos para su desarrollo. Por otro lado los juegos de construcción favorecen el desarrollo de uno de los hemisferios del cerebro, por ello es importante que a las niñas no se les prive de este tipo de juegos.

Juego de Construcción - mundopedagogico.com

Difícil tarea, se les presenta a aquellos que sus hijos/as han nacido en un parto múltiple.

  • No compres los juguetes por duplicado. Por ejemplo, si tienes mellizos no hace falta que compres dos cosas iguales para cada uno de ellos. Ya que podrán tener más variedad y aprenderán a compartir y jugar juntos.
  • No son iguales. Cada niño/a tiene su identidad y hay que dejar que vayan formando su propio autoconcepto, y a través del juego ellos muestran y expresan quienes son.

Por último destacar que los juguetes no son solo juguetes, sino que son objetos que influyen en todos los aspectos del desarrollo de nuestros hijos/as. Y la gran mayoría, desafortunadamente, están cargados de mensajes sexistas, machistas o violentos. Por ello los adultos debemos de ser conscientes y mantener un criterio, ya que a través del juego los niños/as obtienen gran parte de su educación. Debemos aprovechar para escoger juguetes que representan aquellos valores, actitudes o creencias que queremos enseñar a nuestros hijos/as.

Aprehender

Aprehender no es memorizar

 

Es increíble que estando en el s.XXI, en la sociedad del conocimiento, sea una tarea tan complicada poder crear ciudadanos críticos, reflexivos y emprendedores, teniendo en cuenta la cantidad de recursos que tenemos a nuestro alcance y la facilidad de acceso a la información. Y es que hoy en día, siguen habiendo docentes que basan su evaluación en la capacidad de memorizar del alumno/a y no en potenciar la capacidad de aprehender cierto contenido, para luego desarrollarlo con tus propias palabras. Es decir comprobar que realmente la persona ha entendido e interiorizado dicho aprendizaje, y que no se ha convertido en un simple “loro” que repite lo que ha memorizado. De esta manera se forman personas con capacidad de reflexión y de crítica, es decir personas que no sean conformistas, sino que que piensen por si mismas y tengan capacidad para la resolución de conflictos.Aprehender no es memorizar

Bien es cierto, que este tipo de docente, que cree que el aprendizaje es memorizar, es cada día menor. Sin embargo, por muy minoría que sea, son personas que están influyendo en el desarrollo de niños/as o ya personas adultas, y que por  lo tanto pueden condicionar y/o limitar la forma en que aprenden. Por ello, es importante la formación continua del profesorado. Sin embargo es necesario que la persona que enseña y evalúa interiorice ese cambio y se de cuenta de que los alumnos/as de hoy en día no deben de ser una biblioteca andante, ya que para ello hay infinidad de recursos donde la información y los datos están almacenados para sernos útiles, y es ahí dónde se debe de trabajar; en enseñar a los niños/as como utilizar la gran cantidad de recursos que hay a su disposición, enseñarlos a que sean críticos con la información, que sean personas con un pensamiento creativo, crítico y emancipador, que sepan trabajar y manejarse con las TIC, que aprendan a seleccionar aquello que les es útil y que consideran información de calidad. En definitiva lograr personas que piensen por sí mismas.

Por último, os dejo un artículo de Gema Lendoiro, publicado en el periódico ABC y titulado, Cómo enseñar a los niños a pensar”