Mi vida ha cambiado.

En muchas ocasiones la llegada de un niño o niña a nuestras vidas nos desorienta, sobre todo si nada sucede como lo habíamos imaginado. Por ello, muchas veces los padres y madres se sienten angustiados, bien porque sus expectativas no se cumplen o porque piensan que no están ejerciendo de una manera adecuada su tarea como padres y madres.

Por ello es importante saber dónde podemos pedir ayuda, buscar información u orientarnos. Algunos consejos, muy básicos, a llevar a cabo para comenzar la tarea educativa serían los siguientes:

  • Proponte objetivos específicos a corto plazo, y no te frustres sino los consigues en el tiempo que te habías propuesto. Persiste hasta lograrlo e inténtalo por diferentes vías, si la primera no te funciona como esperabas.
  • Infórmate: gracias las nuevas tecnologías la cantidad de información y orientación que podemos encontrar es infinita, además de manuales o libros relacionados con la tarea de educar. Aunque no toda la información que encontremos será de calidad, por lo que si puedes, pide ayuda a un experto de la educación para que te oriente a realizar la búsqueda.
  • El modelo educativo a poner en práctica, debe de ser consensuado por el padre y la madre. Dedica tiempo para hablar con tu pareja sobre la educación y los problemas de los hijos. Es muy importante que ambos os mantengáis unidos y os apoyéis frente a vuestro hijo/hija.
  • Aprovecha los recursos que el centro educativo te ofrezca. Bien sean reuniones con el profesorado o con el personal del gabinete psicopedagógico del centro. También, cada vez más, se están llevando a cabo Escuelas de Padres y Madres que pueden ser de gran utilidad y ayuda.
  • Presta atención a lo que tú hijo o hija te cuenta, que sienta que te importa lo que le sucede.

Pueden parecer aspectos muy básicos y sencillos, pero son necesarios para establecer una base en la educación de nuestros hijos e hijas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *